-
Santurario de Ayacucho en Perú

Los vestigios históricos descubiertos en las cuevas de Piquimachay demuestran que la localidad donde se encuentra ubicada la ciudad de Ayacucho ha estado habitada desde hace 22.000 años.

 Tales restos fueron descubiertos el año 1966 por el arqueólogo estadounidense Richard MacNeish, quién, en su afán de buscar el origen del maíz en América, llega a Ayacucho y logra descubrir la evidencia más antigua de la presencia del hombre en América del Sur.”

Oleo original de Daniel Hernández Morillo

Oleo original de Daniel Hernández Morillo. La Capitulación de Ayacucho. El 9 de diciembre de 1824 tiene lugar la Batalla de Ayacucho, realizada en las pampas del poblado vecino de Quinua. El ejército libertador comandado por el venezolano Mariscal Antonio José de Sucre, venció al ejército realista comandando por el virrey La Serna y con él, firman la Capitulación de Ayacucho. Se consolida finalmente la independencia de Perú y de toda América.

ESTAMPAS PARA EL TURISMO CULTURAL

En este sorpresivo país de Machu Picchu, y de los seis sentidos, no es difícil encontrar sobrados motivos para su desarrollo en base a la imponente actividad que el movimiento de personas en el mundo, está afianzado de una forma seria y permanente.

En un análisis profundo de los recursos que posee el país para su desarrollo, llegaremos siempre a la misma conclusión, es decir, hay que impulsar el movimiento turístico en el país para conseguir el desarrollo equitativo a todos sus habitantes.

Imagen del Cristo Redento

Imagen del Cristo Redentor, ubicado en el Mirador de Ayacucho.

De un lado a otro de este Perú, las sorpresas nos aparecen sin cesar tanto en su prehistoria, como en su extraordinario escenario histórico como virreinato de España, unas secuencias que hoy tiene que ser aprovechadas en toda su magnitud, no solo como una referencia histórica, sino como una fuente de valor para conseguir con ello la conclusión de consolidar el bienestar social y la alta calidad de vida de sus habitantes. Los recursos están ahí, en inteligentes y capacitados gobernantes está el saber aprovecharlos.

1 templo católico de Ayacucho

La tradición colonial está presente en todos los rincones de Ayacucho, debido al cuidado extremo que ha estado siempre muy unido a su vocación religiosa cuya significación está demostrada en la gran cantidad de templos católicos que existen en la ciudad.

2 Estampa colonial de Ayacucho

La tradicional estampa colonial está presente en cada rincón de Ayacucho, dándole a la ciudad un toque místico que nos trae el recuerdo de pasadas épocas de esplendor significativo por su gran valor histórico.

En este particular escenario nos vamos a la significativa presencia de la ciudad de Ayacucho, en la pasada FITUR, como una puesta en escena en ese escaparate mundial donde hay que aprovechar la presencia física de un importante contingente de profesionales y altos empresarios del turismo, para mostrarles “en vivo y en directo” todo el contenido de nuestra oferta al mundo del viajero que va, desde el ocio a la cultura, sin obviar toda esa gama de valores que componen el atractivo mundo del turismo de 

Carlos AñañosEl prestigioso empresario Carlos Añaños, presidente del Patronato Pikimachay,

AYACUCHO A ESCENA

“Ayacucho es una ciudad peruana capital del distrito homónimo, de la provincia de Huamanga y del departamento de Ayacucho. Se encuentra situada en la vertiente oriental de la cordillera de los Andes a una altitud de 2761 m s. n. m. y se caracteriza por un clima templado y seco, con brillo solar todo el año.

Estar en espacios abiertos otorga una sensación de libertad difícil de encontrar en cualquier otro lugar. En la Pampa de Ayacucho se encuentra un santuario que conmemora la batalla del 9 de diciembre de 1824, batalla en la que se definió la independencia del Perú frente a España. Sin duda que aquí se respiran aires de libertad.

Fundada como San Juan de la Frontera de Huamanga el 25 de abril de 1540, fue llamada Huamanga hasta el 15 de febrero de 1825, cuando fue cambiada por la de Ayacucho mediante decreto del Libertador Simón Bolívar del 15 de febrero de 1825, como homenaje a la victoria del ejército patriota en la batalla de Ayacucho. Conocida como “La ciudad de las iglesias” son más de treinta los templos católicos que en ella existen, dentro de un conjunto de arquitectura y arte colonial de los más importantes de la nación, que le ha valido el nombre de “Ciudad Señorial,”

“La ciudad tiene fama por sus piezas de artesanía, motivo por el cual fue declarada como «Capital del Arte Popular y de la Artesanía del Perú». Destacan sus hermosos tallados en alabastro (material conocido en la zona como piedra de Huamanga), la alfarería, la filigrana del barrio de Santa Ana y principalmente los cotizados retablos ayacuchanos.

8 ciudad de Ayacucho plaza e iglesia1

Colorido y espectáculo, ofrece la ciudad de Ayacucho presidida por la imagen sobria de sus numerosas iglesias que dan fe del espíritu católico de su población.

Es una ciudad de muy alto fervor católico. Posee más de treinta templos erigidos en tiempos virreinales, de estilo renacentista, barroco y mestizo, que guardan en su interior verdaderas obras de arte como pinturas, imágenes y retablos tallados en madera y bañados en pan de oro. Además, se puede apreciar casonas coloniales, restos arqueológicos y manifestaciones artísticas que revelan un pasado histórico y una tradición aún vigente y atractiva.

retablos de Perú

Los retablos son cajas rectangulares, normalmente hechas de cedro. Aunque no hay medidas estándar, los retablos clásicos miden 32 cm de alto y 26 cm de ancho. En el fondo se colocan figuras. La parte posterior se tapa generalmente con una madera delgada y las puertas se unen a la caja con unas tiras de cuero. En el 2019 el Ministerio de Cultura declaró Patrimonio Cultural de la Nación a los conocimientos, las técnicas y la iconografía asociados a la producción del Retablo Ayacuchano.

En honor a esta ciudad peruana y a la batalla de la independen-cia ocurrida en su suelo, los países andinos de Argentina, Bolivia, Ecuador y Venezuela, refundaron cada uno, una ciudad y la rebautizaron “Ayacucho”.

Carnaval de Ayacucho

El Carnaval de Ayacucho, pieza importante de su promoción turística, declarado Patrimonio Cultural de la Nación.

Carnaval Ayacucho 2

Igualmente, Ayacucho destaca por su música y sus festividades, como los carnavales y sobre todo la Semana Santa, ambas declaradas d Patrimonio Cultural de la Nación. Esta última es considerada como la segunda más importante del mundo, en lo que a celebración de la Semana Santa se refiere.

Jesús Resucitado Perú

Imponente la imagen que ofrece el Jesús Resucitado, en la Semana Santa de Ayacucho, sobre una tarima que mide de altura 11 metros y 5 de largo. Su peso es de 12 toneladas y tiene que ser operada por 500 a 700 hombres.

Semana Santa en Ayacuyo 1

LOS VALORES TURISTICOS DE AYACUCHO

Apenas a una hora y cuarto de Lima, en avión, la ciudad de Ayacucho y todo su entorno, es un valor turístico de excepcional importancia, según se puede analizar de las líneas anteriores. Su integración en las rutas de turismo nacional, e incluso en el internacional – no olvidemos es la cuna de la independencia de América – se verá activado una vez se ponga es escena en todo Perú nuestro programa de “turismo low cost”, con lo cual la importancia cultural de este privilegiado lugar adquirirá su verdadera autentica valoración.

cuidado y limpieza en la ciudad de Ayacucho 1

Ejemplar cuidado y limpieza en la ciudad de Ayacucho, marcan su sobria propia identidad señalada por unos habitantes que siguen el culto a la convivencia humana más delicada, algo que está impreso en la mística de esta ciudad donde nació la independencia de América.

Importante y catalizadora gestión que, como decimos, el presidente del Patronato Pikimachay tiene en mente, y cuya gestión es decisiva para colocar a Ayacucho en el lugar que le corresponde a nivel mundial.

Este patronato, organización sin ánimo de lucro, cuyo objetivo es colocar a Ayacucho en su auténtico valor, tiene muy claro su cometido y las palabras nacidas de su presidente nos hacen pensar en un prometedor futuro siempre que sus objetivos encuentren esa solidaridad que demandamos no existe en Perú para las más necesarias obras de crecimiento de la nación.

Carlos Añaños: “Cada vez más ayacuchanos están conscientes de que lo que curará el abandono y el olvido en que aún vive Ayacucho será la generación de empleo digno, el empren-dimiento y el desarrollo”.

“Con un grupo de trabajo diseñamos cuatro pilares en los que centraríamos nuestros objetivos: Acercar la artesanía al arte, “back to the basics”, dado que nuestros ancestros, los Wari, fueron grandes textileros y hasta el día de hoy no los logramos igualar. Aplicar el modelo “smart city”. Hacer que Ayacucho sea reconocido como patrimonio mundial por la UNESCO, logrando que se incluya en la red de ciudades creativas. Y crear la Marca Ayacucho, cosa que hicimos pronto con el “Estudio A” e “Interbrand”, creativos que usaron la iconografía del primer imperio Wari para nuestro diseño de marca.”

La monumentalidad de Ayacucho 2

La monumentalidad de Ayacucho tiene muestras significativas en toda la extensión de la ciudad, un patrimonio histórico de gran valor cultural para su promoción turística.

LAS PAPAS ANDINAS, RECURSO ATRACTIVO GASTRONÓMICO

Se extendió Carlos Añaños, con el valor de la papa como imagen de Ayacucho. Su cosecha a más de tres mil metros de altura, su incomparable sabor y su proyección internacional.

“Pikimachay aboga por surtir de papas andinas a la mayor parte de los países donde se puedan exportar; actualmente se venden en varios países latinoamericanos: Perú, México, Colombia y en Estados Unidos. Pero su propósito es crear riqueza en Ayacucho. Esperan plantar miles de hectáreas del tubérculo, regándolas con agua de lluvia y dejando en barbecho las tierras para su renovación, sin dañar al medio ambiente del altiplano, de la forma en que se ha estado produciendo durante tantos años. Añaños ve factible la creación de más de un millón de empleos plantando estas papas nativas a 3,500 metros de altitud, circunstancia que confiere al corazón de las patatas sus llamativos colores.

Papas nativas de los Andes

Las papas fritas (o chips en su acepción anglosajona) se comercializan a través de la marca “Tiyapuy” palabra quechua cuyo significado alude a que “lo tiene todo”.

La filosofía de este producto es replicar las costumbres ancestrales peruanas, sin aditivos químicos, y con una trazabilidad que permite certificar su origen absolutamente orgánico. El presidente del Patronato Pikimachay reflexionaba en el stand de Perú: “Así como el champan sabemos que es francés, soñamos con decir que las patatas son peruanas, estas patatas nativas no son solo patatas para nosotros, sino son joyas”. (Ana Lucía Ortega).

Peru lo tiene todo collage

Mosaico promocional de Perú de nuestra creación, reflejo de toda la actividad turística-cultural de ocio que ofrece el país, una muestra real del variopinto escenario que se debe ofrecer tanto al turismo nacional como al internacional, con los más fuertes contrastes entre la historia, la naturaleza y las actividades recreativas.

alfombras de flores y serrín

Las alfombras de flores y serrín coloreado, son tradicionales en la Semana Santa peruana en Tarma, y aquí también en Ayacucho. Su origen como ya hemos publicado debe de ser, al igual que en Guatemala, Honduras y El Salvador, las Islas Canarias, concretamente el Municipio de la Villa de la Orotava, tan castigado hoy por su mala política municipal con nosotros mismos. En Guatemala es fácil relacionar su origen con las Islas Canarias, debido a la historia del Santo Hermano Pedro, algo que está recogido documentalmente. Por extensión y según la imponente historia de la emigración canaria a toda América, no es difícil suponer que aquí, en Ayacucho, algún componente de una congregación religiosa haya traído desde esas islas el modelo de las alfombras florales cuya realización está arraigada fuertemente allá, tal como comentamos.

Alfombras florales 2

Desde las cumbres de Chachapoyas, hasta las playas de Paracas, pasando por el Bosque de Pomac, el Nevado de Huaytapallana, la montaña de Alpamato, etc. etc. etc. Perú es un encanto para el disfrute de los recuerdos, aunque solo sea para eso. Lo tiene todo. Paseando por las grandes avenidas de Lima, o en el Parque del Amor, nos trae el recuerdo placentero para disfrutarlo de los insuperables desayunos del Hotel Casa Andina, en el Distrito de Miraflores, o la degustación del pisco en El Catador, allá en los confines de la región de Ica…

vicuñas parque Natural de

La Reserva de Pampa Galeras, es el centro de conservación de vicuñas más grande del Perú. Se encuentra entre los 3800 y 5000 msnm y es uno de los lugares turísticos de Ayacucho más lejanos a la ciudad. Sin embargo, viajar a conocer sus amplios y hermosos paisajes vale completamente la pena.

Un sueño controversial donde el fácil superponer cualquier eventualidad mal avenida con falsos rotarios, a tantos placeres de la vida misma, que hemos tenido la suerte de disfrutar, acompañados, como no, de un especial ceviche o la incom-parable sensación del placer de degustar un pisco sour… Seguimos dando a conocer Perú, querido Juan Alfredo, o matizando con nuestros escritos las mentes como un colirio para los ojos, que diría mi admirado amigo Gustavo Palomino.

Los ecos de la sarta de cohetes de la Noche de Fin de Año, al borde del Pacífico, en el Hotel El Cóndor, Paracas, lo estamos disfrutando.

Escribir un comentario