La Mesa del Turismo de España advierte del perjuicio que supondría para nuestro país como destino turístico el fin de la exclusión de Canarias del Régimen de Comercio de Derechos de Emisión (ETS por sus siglas en inglés) y, en consecuencia, hace un llamamiento al Gobierno central y al Ejecutivo canario para que defiendan en la Unión Europea la llamada "excepción canaria".

Actualmente los vuelos que conectan Canarias con el resto de Europa, al igual que otros destinos ultraperiféricos -como Azores y Madeira- se encuentran exentos de abonar esta tasa aérea. Pero la UE está revisando las normas del ETS hasta 2030 y el acuerdo provisional del Consejo y el Parlamento Europeos no contempla la ampliación, sino la eliminación, de la "excepción canaria".

Si este acuerdo sale adelante acarreará un considerable incremento de los costes aéreos y una amenaza a la conectividad de las Islas Canarias que impactará tanto en el turismo como en los residentes.

"Está en riesgo la conectividad de Canarias, uno de nuestros principales destinos turísticos, porque si los vuelos europeos con origen y destino en el archipiélago dejan de disfrutar de la exención del ETS parece evidente que las aerolíneas –y no solo las low cost- se replantearán la viabilidad de estas rutas. Esto conduciría bien a un incremento de los precios para los viajeros, bien -en el peor de los casos- a que la programación se desvíe a otros destinos del norte de África competidores de España", argumento Juan Molas, presidente de la Mesa del Turismo.

La Mesa del Turismo lanza esta advertencia y se suma a la alerta de la Asociación de Líneas Aéreas (ALA), que cuantifica en un millón de turistas internacionales y más de 40.000 empleos las pérdidas potenciales de la supresión de la "excepción canaria".

Logotipo MT INVERSO

El acuerdo provisional aún no ha sido formalizado por los Estados miembros de la UE, por lo que es de suma importancia que el Gobierno español actúe con rapidez en Bruselas. "El daño para Canarias, cuya economía está directamente vinculada al sector turístico, sería enorme y repercutiría además de forma clara en la competitividad de España en su conjunto como destino turístico", insiste el presidente de la Mesa.