Abre sus puertas el histórico restaurante Casa de Comidas, una propuesta gastronómica que fusiona los sabores tradicionales con un toque de modernidad.

 Un siglo después de su primera apertura, en 1918, este popular restaurante de propiedad familiar, brinda a los comensales una cocina fresca de mercado en un espacio único en su diseño. Respetando una vez más el pasado, el restaurante mantiene la esencia original de la popular Casa de Comidas que fue en sus inicios para ofrecer, una cocina fresca de mercado con un marcado carácter local.

Restaurante Casa de Comidas Buenavista Barcelona

Bajo la supervisión del chef Marc Roca, la carta ofrece distintas propuestas para picar entre horas, comer y cenar, además, de una espectacular carta de vinos. El restaurante se encuentra en el nuevo hotel Antiga Casa Buenavista de Barcelona, un establecimiento que se aleja de las grandes cadenas hoteleras para ofrecer un trato cercano y personalizado a sus clientes. Un siglo después de su primera apertura, vuelve a abrir su cocina el histórico restaurante Casa de Comidas, ubicado en el corazón del hotel boutique Antiga Casa Buenavista de Barcelona. Y regresa respetando el pasado sin perder la esencia original de la popular Casa de Comidas que fue en sus inicios para ofrecer una cocina fresca de mercado con un marcado carácter local.

Cocina & producto

Concepto que es todo un statement, en el restaurante de este maravilloso hotel se sirve Comida, con mayúscula. Respetando una vez más el pasado, el restaurante mantiene la esencia original de la popular Casa de Comidas que fue en sus inicios para ofrecer, un siglo después, una cocina fresca de mercado con un marcado carácter local y donde no faltan los desayunos gourmet para los clientes del hotel basados en productos de proximidad de primera calidad, o las tapas clásicas, los platos tradicionales de cuchara y tenedor, el producto a la brasa, así como los deliciosos postres caseros de toda la vida con un toque innovador.
Garantía de todo ello es la supervisión del chef leridano Marc Roca, dueño del restaurante Blau en Barcelona, que ofrece una carta basada en la cocina de temporada y que combina platos tradicionales de toda la vida con un toque de modernidad. Los gastrónomos describen la cocina de Roca como terroir, con platos de la tierra a veces muy evolucionados.

Un restaurante con larga historia y tradición

El Restaurante Buenavista se inauguró por primera vez en 1918 y, gracias a su estratégica ubicación y su proximidad con el entonces recién inaugurado Teatre Goya, se convirtió rápidamente en un popular espacio entre intelectuales, artistas y burgueses de principios de siglo, pero también entre clases populares y familias de la zona.

Desde sus inicios el restaurante se especializó en una cocina de mercado y, a lo largo de un siglo, el negocio ha sido gestionado por las sucesivas generaciones familiares que han sabido poner un sello personal a este lugar lleno de historia.

En la actualidad, la tradición familiar se ha mantenido con la reciente renovación del edificio, en el que se ha respetado cada detalle del espacio original. Su filosofía es clara: espíritu inclusivo y cocina sencilla de calidad con un marcado carácter local. Esta esencia se puede percibir en todos los rincones del restaurante y especialmente en su gastronomía, que todavía incluye platos propios del recetario de toda la vida.

Sabores locales y cocina de toda la vida

En esta nueva apertura, Buenavista Casa de Comidas ha diseñado una carta de comidas donde priman los sabores locales y la cocina de siempre, pero con un toque innovador. Un espacio donde probar exquisitos aperitivos, tapas para todos los gustos, una atractiva selección de platos verdes y en crudo, platos de cuchara y tenedor, carnes y pescados a la brasa o deliciosos postres caseros.

Sus sabrosos desayunos que ofrecen a diario, de 7:00 h a 11:00 h de la mañana, atraen con un buffet que incluye una gran variedad de platos, especializados en huevos, para que cada comensal personalice a su gusto. Para picar y tomar algo entre horas, cuenta con una inmejorable carta de aperitivos que puede acompañarse de un vino selecto, un cocktail o un buen café.

Un viaje culinario para sibaritas

Además de su carta, el restaurante propone dos menús degustación pensados para garantizar el máximo equilibrio y calidad. El menú Buenavista da la bienvenida con una copa de Juvé&Camps acompañado de una ensalada de burrata con tomate y albahaca, marisco de la tarde y almejas gallegas al Jerez con jamón ibérico.

Le siguen un entrante a base de pescado de la lonja a la brasa y un segundo donde el solomillo de ternera con foie gras es el gran protagonista. Finalmente y, dedicado a los más golosos, el chef deleita con su Valenciano y su tableta de chocolate Buenavista con trufa y mermelada de albaricoque.

Con un toque más clásico, el menú Ronda ofrece una exquisita variedad de entrantes formados por coca de cristal con tomate y aceite de oliva de Siurana, ensaladilla con encurtidos y ventresca de atún, croquetas de jamón ibérico, bravas picantes, al gusto con alioli, tortilla de bacalao al pilpil y canelón de rustido. A continuación, unos calamarcitos con garbanzos y albóndigas con boletus. El capricho final llega con el tradicional flan de huevo. El restaurante abre todos los días desde las 7:00 h hasta la 01:00 h.

Antiga Casa Buenavista es un elegante hotel boutique de 4 estrellas de gestión familiar, situado en la Ronda de Sant Antoni, 84 en Barcelona. El establecimiento de 43 habitaciones se encuentra ubicado en un emblemático edificio de principios del siglo XX. La historia de Antiga Casa Buenavista se remonta a 1918, año en el que la familia Molleví inauguró el restaurante Buenavista, especializado en una cocina de mercado con platos populares a precios asequibles. Más de un siglo después, el hotel y el restaurante reabren para ofrecer al visitante una experiencia única y acogedora inspirada en la tradición familiar y la historia modernista de la ciudad de Barcelona.