Desde 2016, cuando las Islas Baleares implantaron el Impuesto de Turismo Sostenible (ITS), el archipiélago balear se ha enfocado en promover el turismo sostenible y la conservación de su territorio en cada una de las islas.

Gracias a esta recaudación, han conseguido finalizar un total de 16 proyectos sostenibles. Con ello, de los 108 que hay actualmente activos, se han completado 62 proyectos por un importe total de 52.207.177 euros.

La implementación del ITS tiene como fin último la implementación de proyectos sostenibles que compensen el impacto medioambiental y territorial del turismo en Mallorca, Menorca, Formentera e Ibiza. A través de diferentes iniciativas, las islas apuestan por el cuidado del medio ambiente, la promoción del turismo sostenible, el cuidado del patrimonio histórico y el apoyo a la investigación científica, formación de empleo y acceso a alquiler social. Entre los proyectos ITS puestos en marcha a lo largo de los últimos años y finalizados recientemente se encuentran iniciativas enfocadas a proteger el patrimonio cultural y gastronómico y medio ambiente; proyectos para de rehabilitación de estructuras; así como de desestacionalización turística, entre otros.

 VINO Y COMIDA BALEARES

 Cuidando el patrimonio gastronómico, cultural y naturalFinalizado este año con un presupuesto de 1,2 millones de euros, este proyecto busca fomentar la desestacionalización mediante la creación y consolidación de nuevos productos que también fomenten los atractivos de las islas durante el invierno. Así, se han puesto en marcha diferentes acciones de apoyo al patrimonio gastronómico de las Illes Balears a través de actividades como showcooking, street market, participación en ferias y workshops, entre otras. Asimismo, engloba actividades relacionadas con la gestión y difusión del patrimonio cultural y natural, mediante la creación de una aplicación móvil para identificar y detallar las características principales de los yacimientos arqueológicos visitables, entre otras medidas.

 FONDO MARINO PALMA DE MALLORCA

 Protegiendo los espacios naturales a través de la informaciónLas Islas Baleares son un destino donde la naturaleza hace gala de su exultante belleza, pero es necesario poder ofrecer información adecuada sobre las características de los espacios naturales protegidos para promover su conservación en pro de las necesidades y aspiraciones de las generaciones futuras. Con un presupuesto de 840.000 euros, este proyecto se ha desarrollado con el fin de poner en valor la importancia de informar a usuarios y visitantes de las características de cada espacio natural protegido y, con ello, promover acciones beneficiosas, como evitar el abandono de residuos en estos lugares, a fin de conservar su belleza intacta a lo largo de los años.

 CATEDRAL PALMA DE MALLORCA

 Haciendo frente a la escasez del aguaCon un presupuesto de 400.000 euros, se ha conseguido ejecutar el proyecto de la desaladora de Formentera, con el objetivo de poder hacer frente a la escasez de agua. Este fenómeno se produce como consecuencia del exceso de población, de actividad turística y de demanda de regadío para las actividades agrícolas, así como por los efectos del cambio climático. De este modo, la desaladora busca potabilizar y abastecer las zonas costeras especialmente turísticas de la isla, a fin de revertir los efectos de la escasez.