Hoy nos toca tentar nuestro apetito. Hablaremos como no, de las tapas. La tapa en sí no es más que un aperitivo acompañado por una bebida. A lo largo de los años, su elaboración se ha refinado y se ha vuelto cada vez más popular entre los amantes de la cultura gastronómica nocturna.

Ir “de tapas” o “de tapeo” es una de las costumbres más famosas de España. Se sabe que consiste en pasar la noche yendo de bar en bar probando y bebiendo las mejores tapas y bebidas.

Si hablamos de Madrid, no tenemos dudas de que se trata de una de las ciudades con mejor tradición gastronómica en cuanto a tapas se refiere. En este artículo te vamos a contar los mejores lugares para disfrutar de la noche de tapeo madrileña.

¿De dónde proviene esta tradición?

La leyenda más célebre sobre las tapas cuenta la historia de Alfonso XIII, rey de España antes de la guerra civil. Se dice que alrededor de los años 30 pasó por un bar en Cádiz y sintió la boca un poco seca. Pidió una copa de Jerez en un bar corriente de por allí y se lo sirvieron “tapado” con un trozo de jamón serrano para que no le entraran moscas a su trago.

Ese pequeño bocado de jamón serrano representa todo lo que una tapa debe ofrecer: calidad y buen sabor condensados en un pequeño bocado.

tapas3

Emblemáticas tapas de Madrid

Recorrer la noche madrileña es verse tentado por sus múltiples bares y locales que destacan hace décadas por su fama de lugares de encuentro, bebida y tapas. Sin embargo, hay ciertos lugares que se han ganado el título de emblemáticos.

tapas2

Ya sea con una caña un vino o un vermú en la mano, estos son los lugares más emblemáticos y tradicionales para comer tapas en Madrid:

  •  Bodega La Ardosa. Colón, 13 - Ubicada en una de las zonas más modernas de Madrid, La Ardosa cuenta con las mejores orejas fritas y tortillas de patatas de Chueca, Fuencarral y Malasaña.
  • La Casa del Abuelo. Victoria, 12 - Te recomendamos sus clásicas gambas. Hasta Andy Warhol pudo probarlas.
  • El Anciano Rey de los Vinos. Bailén, 19 - Desde 1886 que el Anciano rey de los vinos deleita con su vermú, su paella y sus tiras de pollo. Si visitas el Palacio Real o la Catedral de Almudena no dudes en ir de tapeo por allí!
  • Lhardy. Carrera de San Jerónimo, 8 - Otro lugar emblemático que tiene más de 170 años. Sus decorados clásicos y elegantes son memorables. No puedes perderte ni sus croquetas con hígado ni su consomé.
  • Casa Labra. Tetuán, 12 - A un paso de la Puerta del Sol y testigo de la historia desde 1860. Son imprescindibles sus ‘soldaditos de pavía’, bocados de bacalao rebozado, y sus croquetas.
  • Bodegas Ricla. Cuchilleros, 6 - Al lado de la Plaza Mayor desde 1867, merece la pena probar sus tapas junto a un vermú o un vino.
  • Taberna de Antonio Sánchez. Mesón de Paredes, 13 - La taberna más antigua de Madrid. 250 años de tradición culinaria. Tapas, tradición en pleno barrio de Lavapiés. Destaca el famoso rabo de toro. Imprescindible si quieres disfrutar de un emblema madrileño.
  • La Venencia. Echegaray, 7 - En el Barrio de las Letras destaca un lugar clásico desde 1922. La Venencia deleita con sus vinosde jerez, queso, aceiturnas de calidad y un largo etc. ¡Para aprovechar!
  • Docamar. Alcalá, 337 - Si lo que quieres es chuparte los dedos con las famosísimas patatas bravas españolas, Docamar es tu lugar. Si bien está alejado del centro turístico, es capaz de atraer gente dispuesta a pasarla bien.
  • La Oreja de Oro. Victoria, 9 - No es de extrañar que por su nombre sea una de los clásicos lugares que ofrezca la mejores orejas de cerdo a la plancha.
  • Taberna de la Dolores. Plaza de Jesús , 4 - Muchos consideran que aquí, además de las tapas, se encuentran de las mejores cañas de Madrid, y que además acompañan perfectamente sus brochetas de encurtidos.
  • Casa Julio.Madera, 37 - No por ser pequeño, Casa Julio impidió que Bono, el cantante de la banda U2, lo elija para ir a comer en Madrid.

 Si llegaste hasta aquí y aún no has sentido rugidos en el estómago es porque sencillamente no eres de este planeta. Las opciones son muy variadas: aceitunas, patatas, chips, frutos secos, pan y fiambre, raciones medianas, chicas y grandes.

tapas1

Las tapas españolas han ganado calidad y sofisticación durante años. La experiencia gastronómica es ineludible si pasas por Madrid. ¡No te quedes afuera!