Con la llegada del nuevo año hay quienes aspiran a hacer más ejercicio, comer saludable, o bien dejar atrás malas costumbres. Pero hay un propósito que figura en prácticamente todas las listas: viajar más (y mejor)

 La cuestión es, ¿adónde? Kiwi.com propone diez viajes para descubrir lo mejor de Europa, América y Asia durante 2023.

El lado oculto de Francia

Francia es mucho más que París, la Costa Azul o los viñedos de la zona suroeste del país. De hecho, la zona oriental del país galo, aunque suele pasar más desapercibida, es una auténtica joya. Entre los tesoros escondidos de esta región se encuentra Estrasburgo, con sus tradicionales casitas de colores, sus idílicos canales de "La Petit France", uno de los barrios más pintorescos, o los famosos pueblos vecinos de la Alsacia, como Eguisheim, Colmar y Riquewihr, que parecen sacados de una postal. Por su parte, Besançon consta de un entramado de residencias del siglo XVIII que se arremolinan a orillas del río Doubs, caracterizadas por las tonalidades de azul, verde y gris de su piedra caliza. Y también está Nancy —una versión en miniatura de la capital francesa—, que con su estilo art nouveau, sus bulevares y sus palacios, aporta un toque très chic a la región.
Los viajeros pueden encontrar vuelos desde Barcelona a Estrasburgo a partir de 53 euros.

Europa en trenes nocturnos

Una de las ventajas de viajar por Europa es cruzar las fronteras entre los distintos países para contemplar sus variados paisajes. Y esto, ahora, resulta más fácil que nunca gracias a la red de trenes nocturnos que recorren el continente de cabo a rabo, a fin de amanecer cada día en un destino diferente. Esta red cuenta con múltiples opciones, entre ellas el "EuroNight Metropol", que conecta Praga y Budapest; el "Berlin Night Express", el cual lleva de la capital alemana hasta Estocolmo; el "Intercités de Nuit", que transita desde París a Toulouse, Latour de Carol —frontera con España—, o Briançon en los Alpes, y el "Hellas Express", que une Belgrado y Tesalónica. Así, en lugar de coger un vuelo de ida y vuelta a un destino, se puede reservar un vuelo solo de ida en Kiwi.com, cruzar el continente en tren y regresar desde la otra punta de Europa.
Los viajeros pueden encontrar vuelos a Europa desde Barcelona y Madrid a partir de 40 euros*.

Trinidad y Tobago

Este país insular está compuesto por dos islas: Trinidad, la mayor y Tobago, la pequeña. Se encuentra junto a la costa de Venezuela y se enorgullece en especial por sus proyectos de conservación de la naturaleza, como medir y catalogar la actividad de las tortugas laúd o ayudar a construir nuevos hospitales para la recuperación de la fauna. Por ejemplo, la organización sin ánimo de lucro Nature Seekers, entre abril y agosto, brinda la oportunidad de documentar la conducta de las tortugas y sus nidos (unos 20.000 al año). Su programa también incluye viajes a Caroni Swamp, un humedal protegido donde habitan cientos de especies de aves, incluyendo el ibis escarlata, uno de los símbolos del país.
Los viajeros pueden encontrar vuelos a Puerto España desde Barcelona a partir de 600 euros*.

Kosovo

Kosovo se presenta como el destino ideal para los amantes de la naturaleza. De hecho su propia capital, Pristina, está rodeada por montañas, idóneas para contemplar la ciudad desde lo alto y escuchar cómo resuena la llamada a la oración de sus minaretes, mientras se pierde entre el susurro de los árboles. En la zona occidental se hallan las conocidas como "montañas malditas", una imponente cordillera de rocas eScarpadas llena de bosques, praderas, cascadas y lagos al pie de sus extensos valles. Forma parte de uno de los cuatro Parques Nacionales de la región, aunque hay una propuesta en marcha para fusionar las fronteras entre Albania, Montenegro y Kosovo para crear el "Parque de la Paz de los Balcanes".
Los viajeros pueden encontrar vuelos a Pristina desde Barcelona o Madrid a partir de 120 euros*.

Pacífico Noroeste, EE. UU.

Los estados de Oregón, Washington y el sur de Columbia Británica en Canadá conforman este bello rincón del mundo. Aunque tiene fama de ser una zona lluviosa, tanto sus interesantes ciudades como los paisajes compensan el chubasquero. Portland, la mayor ciudad de Oregón, es animada y artística, con una amplia oferta de ocio. Por su parte, Seattle —a unas tres horas hacia el norte—, cuenta con lugares icónicos como Pike Place o el Space Needle, y algunas de las mejores fábricas de cerveza del país. También vale la pena aprovechar para hacer una visita a los vecinos del norte y descubrir la canadiense isla de Vancouver y su capital Victoria, donde conviven un buen número de lenguas y culturas, lo que le permite presumir de uno de los mejores panoramas gastronómicos de Norteamérica.
Los viajeros pueden encontrar vuelos a Portland desde Madrid a partir de 520 euros*.

Morelia, México

La "Ciudad de la Cantera Rosa" debe su nombre a los edificios históricos construidos con piedra local de un ligero tono rosáceo, lo que le aporta un aspecto un tanto surrealista. El mejor medio de transporte para desplazarse es el bus turístico que sale desde la plaza de Armas, y permite conocer las principales atracciones de la ciudad, incluyendo el impresionante acueducto del siglo XVII que sigue en funcionamiento o la catedral barroca del siglo XVIII, que cada sábado ofrece un espectáculo de luz y sonido. Tratándose de México, no puede faltar el aspecto gastronómico. Morelia es el paraíso de los golosos, desde el Museo del Dulce para ver la fabricación de algunas de las exquisiteces más famosas de la ciudad, hasta el Mercado de Dulces y Artesanía, dedicado exclusivamente a estos productos.
Los viajeros pueden encontrar vuelos a Morelia desde Barcelona a partir de 728 euros*.

Senegal

Senegal se conoce como "tierra de teranga" u hospitalidad, lo cual define a la perfección la esencia acogedora del país. Engloba el concepto de generosidad, tanto en sentido material como espiritual, así que en este lugar el viajero logra sentirse como en casa, sin importar cuántos kilómetros lo separan de ella. Por si fuera poco, el país acoge todos los grandes símbolos de África: extensos desiertos de arena, manglares y ciénagas, sabana tropical, grandes ciudades y playas junto a pequeños pueblos pesqueros de madera.
Los viajeros pueden encontrar vuelos a Dakar desde Barcelona a partir de 297 euros*.

Isla del Príncipe Eduardo, Canadá

Las amplias llanuras e imponentes montañas de Canadá son un verdadero imán para los viajeros intrépidos, así que la Isla del Príncipe Eduardo a menudo pasa inadvertida. La isla es bastante pequeña, así que nunca quedan lejos los alojamientos y restaurantes para recargar las pilas. De hecho, la capital de la provincia, Charlottetown, alberga una larga lista de gastrobares y locales de picoteo para hincarle el diente a la Canadá más auténtica.
Los viajeros pueden encontrar vuelos a Canadá desde Barcelona a partir de 379 euros*.

Busan, Corea del Sur

La segunda mayor ciudad de Corea del Sur es una amalgama de templos, montañas, playas y bosques. Asimismo, no tiene nada que envidiar a la capital del país: hay festivales todo el año, una exquisita gastronomía y vida nocturna de todo tipo, por lo que no cuesta imaginar por qué los "busanitas" presumen tanto de su propia región. Algunas visitas recomendables son la aldea cultural de Gamcheon, un pueblo construido para los refugiados de la guerra de Corea que actualmente alberga una colonia de artistas, y el templo Haedong Yonggungsa, aunque es aconsejable ir temprano para evitar las hordas de visitantes.
Los viajeros pueden encontrar vuelos a Busan desde Barcelona a partir de 989 euros*.

Uruguay

El litoral uruguayo no es especialmente extenso, pero tanto la zona frente al Río de la Plata como la que da al Atlántico ofrecen algunas de las mejores playas de Sudamérica. En la capital, Montevideo, hay arenales a lo largo de toda la avenida que recorre su costa de 20 kilómetros de largo. Playa Pocitos es la más popular de todas y a la que acude la mayoría de gente local, mientras que Playa Ramírez, a menos de dos kilómetros hacia el oeste, es más pequeña y tranquila. Avanzando hacia el este por la costa se llega hasta Punta del Diablo, una pequeña localidad con mucho encanto y una ristra de tiendas bohemias donde comprar artesanía local.
Los viajeros pueden encontrar vuelos a Montevideo desde Madrid a partir de 871 euros*.