Siguiendo las  calzadas romanas  de  Bizcaia, Cantabria  o el norte de  Castilla  y León. El Camino  de Santiago tiene atractivos  en cualquier etapa. Importa mucho la disposición del peregrino.

EL CAMINO OLVIDADO  O VIEJO

Son muchas la referencias sobre este Camino “Olvidado” o “Viejo”. Algunas se centran en el uso de las calzadas romanas por Bizkaia, Cantabria o el norte de Castilla y León. Otras en las fronteras de la Asturias del siglo IX frente a la invasión de los árabes y otros datos históricos que conforman un Camino distinto de los conocidos como el del Norte, el Primitivo o el francés. Los historiadores se ponen de acuerdo en los muchos monasterios que se construyeron en la zona en aquellos siglos convulsos de la invasión y posterior reconquista. Lugares de culto que a la vez sirvieron de refugio a los peregrinos que iban a Compostela atraídos por la aparición de la tumba del apóstol.
Incluso se afirma: “Más adelante en la zona de Las Merindades también existieron aposentos monacales, destacando San Ginés en Loma de Montija, donde con la colaboración de los vecinos daban a los peregrinos un potaje de verduras con carne al que llamaban caldereta, conociéndose a Loma como El Pueblo del Caldero, quedándose sus habitantes con el apodo de Calderones, habiendo sido trasmitido a través de los años de generación en generación”.
Con todos estos elementos y un recorrido basado en el “oficial” de los Amigos del Camino Olvidado hemos confeccionado una ruta a la medida de un grupo heterogéneo en la edad y condición física. Desde Bilbao hasta Cacabelos y luego por el francés hasta Compostela.
 Estos dos links os pueden servir de guía:   https://www.caminoolvidado.com/etapas/      https://www.elcaminoolvidado.com 

 

 Etapa 0. EN EL MISMO BILBAO

  Bilbao 2

Guguenhein 2
Es rigurosamente cierto que los de Bilbao (los del mismo Bilbao) nacen donde quieren,,, sea aquí o más allá de los límites de esta ciudad que ha cambiado y mucho en los últimos 40 años. Aunque hay cosas que no cambian, afortunadamente, la estación de Abando, el teatro Arriaga, el Arenal y el casco viejo que sigue siendo patrimonio del pincho.

Viernes primero de octubre de este año II del Covid, comienza en Bilbao la etapa 0 de este Camino Olvidado que nos tiene que llevar hasta Santiago en un plis-plas. Más en un plas que en un plis. 32 o 33 días (dependerá de si se acortan determinadas etapas) han empezado con la reunión de los ocho de avanzadilla y un perro (perra en este caso) Luego se unirán otros por tramos. El día 0, ese en que se concentran los nervios, la ilusión y alguna que otra zozobra por lo aquello de ¿Estamos preparados para una aventura de más de 700 kms?

La respuesta a 2 de noviembre en el Obradorio es “si”.

Hoy tocaba, como no, visita al Guggenheim, La arquitectura de este museo supera casi todas las muestras que puedan hacerse en su interior. Hemos podido apreciar una exposición, muy completa, de la artista de New York, Alice Neel y algunas de las obras de la colección del Museo que se han expuesto en pocas ocasiones...Además de un repaso por la permanente que reúne nombres, como Chillida, Oteiza, Barceló, Tapies, Warhol y una suma y sigue que lo convierte en visita obligada si pasas por aquí.

Luego primera reunión para determinar los horarios de la Etapa1, y a cenar a la Plaza Nueva en un pongamos unos pinchos, unas de rabas y piparras a la sartén que estaban de vicio.

Hasta aquí esta etapa 0 de 0 kms en este Camino Olvidado. Estancia en Casual Gurea, uno de esos pisos del Casco Viejo rehabilitado para los turistas y que a un módico precio 69 del ala (bien para lo que es Bilbao) resulta más que correcto.

 

 Etapa 1. OCHO Y UN PERRO

Foto 1

Camino 1

Poco antes de las siete y cuarto en la puerta del Casual Gurea, en pleno casco viejo de Bilbao, al lado de la catedral de Santiago, de donde parten los caminos de aquí a Santiago. Ocho y un perro empiezan la aventura de este Camino Olvidado que nos llevará hasta Cacabelos para enlazar con el que viene de Roncesvalles. Por la margen izquierda de la ría, según donde se mire, una visita sin guía a esta capital de Bizkaia...el ayuntamiento...Deusto a la derecha y Guggenheim a la izquierda bajo la atenta mirada de la torre Iberdrola que no nos quita ojo. Sábado y muchos ciudadanos aprovechan para caminar o hacer footing en la zona. Luego la Ópera y más allá, a un tiro de piedra, el nuevo San Mamés, el museo que conserva gabarras y algún velero emblemático de este puerto. Antes el “viejo” puente de Deusto que abría su calzada para dejar paso a los veleros. La universidad de los jesuitas, cuna de los grandes economistas de antes y del futuro. Un Bilbao que conserva mucho de su ayer moteado con pinceladas de la vanguardia.

Dejamos la ría para adentrarnos en el camino hacia el interior de Bizkaia. La carretera de Balmaseda es la vía que utilizaremos hasta el final de la etapa en Gueñes, apenas 25 kms de desde donde partimos. Carretera con el paso a nivel de FEVE, común en estas tierras y pronto llegamos a Alonsotegi. Bueno casi tres horas después y a todo esto sin desayunar (el sábado abren más tarde los bares) Sorprende (al menos para los neófitos) la cantidad de ciclistas que utilizan esta carretera. Parecía el Tour de Francia por la cantidad. A esas horas se impone una de pìnchos y dejaremos el café con leche para otra ocasión. Seguimos ya por la orilla del río Cadagua hasta Sodupe...siempre entre el verde del País Vasco (como lo cantó Raimon) y por los bidegorri, son andaderos para peatones y ciclistas de corto recorrido. Antes los llamábamos “paseos del colesterol”. Pilí nuestra mascota-estandarte a lo suyo, pendiente de Natasha y Michel pero una esforzada más de la ruta. Animales de toda condición en este recorrido: vacas, ovejas (al estilo ideazabal) cabras, cerdos, patos, ocas, gallinas, un arca del Noé de campo. Polígonos con fábricas de fundición que fueron historia y hoy están como ejemplo de lo que fue una industria puntera en Euskadi y que son simples pinturas sin alma.

Los últimos kms se hacen interminables para quienes hemos vuelto al Camino desde aquel Primitivo de enero del 20. Por fin, después de 24 más y algo más de doscientos metros llegamos a destino...Gueñes y aquí el Hotel del mismo nombre. Correcto en todos los sentidos. Calidad-precio ajustado y buen menú para el peregrino. Sin alardes. Una licencia, la de un buen Champagne traído desde Francia para celebrar el cumple de una de los ocho...francesa claro. Mañana amenaza lluvia y eso hace que preparemos la mochila sin el poncho salvador. Pero eso os lo cuento mañana

 colage camino santiago bilbao 1 1

Valentin VilagrasaValentín Villagrasa. Periodista. A lo largo de 30 años en RTVE ha desempeñado cargos de responsabilidad como: Director de Informativos de TVE en Catalunya.   Ha coodirigido programas como El debate de la 2. “Esta es su vida” (2ª etapa). “Tal Cual” (Angel Casas) “Esto no es lo que parece” (Jordi Estadella). Reportero en Linea 900. Además ha coordinado  programas especiales emitidos por la 1ª Cadena de TVE , dirigido  espacios informativos, campañas  electorales o programas como  “Los  Lunnis” , etc. Es  un apasionado  viajero  y amante de la   Fotografía