¿Qué es el sueño americano? Los Ángeles es una ciudad simbólica y mágica.

Los Ángeles es una ciudad que te muestra muchas caras y vecindarios característicos, y cada uno ofrece algo emocionante. La ciudad tiene tanto para ofrecer que necesitarás mucho tiempo para explorarla. Descubre qué hacer en Los Ángeles en 48h.

vue-rue-du-centre-ville-los-angeles-nuit_649448-2530.webp

Llegada

Desplazamientos y visitas

Para moverse por Los Ángeles durante su estancia, le recomendamos alquilar un coche, porque las tarifas pueden variar según la hora del día y el tráfico de Uber y Lyft, que son las principales plataformas en funcionamiento, pero también puede optar por el metro (billete: 1,50€) que da servicio a toda la ciudad.

Día 1:

8611836523_184557e76b_z_1.jpg
La salida es hacia El Pueblo de los Ángeles, un barrio histórico y un viaje cultural en México, fundado en 1781 por un grupo de colonos españoles. Hoy es un museo vivo que se inspira en las diferentes culturas que han ocupado la ciudad.
Un paseo por sus calles le llevará por edificios históricos, casas de adobe o la antigua plaza, el corazón del barrio. Una visita a la calle Olvera y a su colorido mercado mexicano es imprescindible y ofrece un fascinante choque cultural.

Continuando el recorrido, nos adentramos en Downtown, un barrio que poco a poco está perdiendo su notoriedad por la complicada zona de Skid Row. Hoy en día, la zona se ha convertido en un centro para los motociclista hipsters. Podrá ver el Broadway Theatre District, a lo largo de South Broadway, que cuenta con 12 míticas salas de cine, todas ellas construidas entre 1910 y 1930. Algunos se encuentran en un lamentable estado de conservación, otros han sido cuidadosamente preservados, como el United Artists Theater, afiliado al Ace Hotel, o convertido en la boutique Apple Tower Theater, donde se rodaron escenas de las películas Fight Club y Mulholland Drive.

vue-du-centre-ville-los-angeles-depuis-parc-architectures-urbaines-fontaine_649448-2548.webp

 Además, a lo largo de la calle Broadway es fácil toparse con monumentos excepcionales como la Catedral, de la que nunca se diría que es una catedral, Notre-Dame de Los Ángeles, el Grand Park, que acoge conciertos de verano, el City Hall, el Disney Concert Hall o el MOCA, Museo de Arte Contemporáneo.

La hora de la comida

bol-thon-cru-sain-legumes-servis-dans-bol-papier-gros-plan_1220-6882.webp
El momento ideal para pasear por el mítico Grand Central Market, fundado en 1917, que ofrece platos tradicionales californianos, delicias hawaianas, opciones japonesas, tailandesas y jamaicanas, y que ahora cuenta con unos cincuenta puestos de comida que destilan especialidades de todo el mundo. Puedes elegir entre las pupusas de la Pupuseri, las tortillas rellenas de queso, maíz y guiso, los donuts americanos o los sándwiches de huevo revuelto de Egg Slut (platos desde 10 euros).

Vamos de nuevo
Listos para continuar el recorrido por el Downtown, es hora de dirigirse al Distrito de las Artes. El Distrito de las Artes es conocido por su arte callejero, una antigua zona industrial que se ha convertido en una zona residencial de lujo. A lo largo de la calle 3, deténgase en Salt and Straw, una famosa heladería donde podrá probar un cucurucho de miel de lavanda o de pera y queso azul, y diríjase al centro de arte Hauser & Wirth.

images_copy_copy.jpg

Una vez terminados los helados, es hacia el norte, por la calle Alameda, donde toma forma el barrio del Pequeño Tokio. Tiendas de souvenirs, floristerías japonesas, templos budistas, el Museo Nacional Japonés Americano y la Atalaya de Little Tokyo son sólo algunas de las piezas que componen Japantown.

lanternes-chinoises-dans-fan-tan-alley-chinatown-victoria-bc-canada_181624-24131.webp
En la zona comprendida entre Alameda Street y Temple Street, numerosos restaurantes de todo tipo se reúnen para terminar el día con una cena en uno de los barrios más originales de Los Ángeles.
Tras la cena, volvemos al norte: Chinatown cobra vida con sus farolillos y luces de neón, el barrio es una referencia para los bares de cócteles inspirados en las antiguas boticas, Apotheke sirve pociones de hierbas en batas blancas para saborearlas mientras se juega al billar (cócteles a partir de 14 €).

Día 2

15086020854_ce0c4b90bd_z.jpg

El primer día fue una oportunidad para investigar la historia de la ciudad, el segundo día es un viaje a la naturaleza y las playas de Los Ángeles. Por ello se recomienda alquilar un coche, el primer paso es la visita del Parque Griffith, uno de los mayores parques urbanos de Estados Unidos, ofrece una gran variedad de monumentos y actividades al aire libre, pero el objetivo es conseguir las mejores vistas de Los Ángeles y el icónico cartel de Hollywood. Desde el mirador del Observatorio Griffith, es posible fotografiar el cartel y visitar el imponente observatorio de forma gratuita.

Ahora es el momento de dirigirse a Hollywood & Highland, el lugar del glamour por excelencia y donde se encuentran lugares tan emblemáticos como el Dolby Theatre, el histórico Chinese Theatre, el Museo de Hollywood y, por supuesto, el Paseo of Fame. Hará una parada para comer en uno de sus muchos restaurantes.

tour-sauvegarde-plage-santa-monica-au-coucher-du-soleil-los-angeles_649448-2556.webp

A continuación, conducirá hasta Santa Mónica en unos 45 minutos. Pasando por la popular zona de Beverly Hills con sus altas palmeras.

jetee-santa-monica-plage-los-angeles_649448-2558.webp

El puerto de Santa Mónica es el final del recorrido. Es un antiguo monumento y emblema de los Estados Unidos. Además, sus playas de arena blanca son muy populares. Aquí destacan su histórico carrusel o el parque de atracciones Pacific Park, cuya famosa noria ofrece una vista de todo el puerto por 8 dólares.joueurs-jouant-au-volley-ball-terrain-volley-ball-plage-ballon-filet_333216-2564.webp
Para terminar el día, un cóctel en el jardín del Bungalow, un bar de temática surfera que deja el más fresco sabor de boca.

Fotos:Freepik